Tecnología: soporte a la innovación en el sector legal

Eva Bruch 27 enero de 2017

Leyendo en informe de la Law Society de England and Wales “Capturing Technological Innovation in legal services” publicado este mes de enero, un de los primeros datos que encuentro es el siguiente:

"While three quarters of firms surveyed agreed that “innovation is critical to exploit opportunities and differentiate my firm”, more than half said they were more likely to wait for others to pioneer new technologies."

El 75% de los encuestados consideran crítico innovar para explorar nuevas oportunidades y diferenciarse en el mercado, pero más de la mitad prefieren esperar a que sean otros lo que lideren las nuevas tecnologías.

Me sorprende esta absoluta identificación de la innovación con el uso de nuevas tecnologías y probablemente el error esté en confundir la innovación con la tecnología.

Tampoco es de extrañar esta asociación o confusión cuando una gran mayoría de innovaciones, o por lo menos las más aplaudidas, proceden de nuevas tecnologías o de tecnologías avanzadas. Pero si vamos a la realidad de cada una de ellas veremos que no es la tecnología lo que ha convertido en innovador a un despacho. Lo que ha logrado que el despacho fuera realmente innovador ha sido la culminación de un proceso en el que la tecnología ha tenido, en su gran mayoría, un papel fundamental, pero solamente en su parte final.

Pensemos en algunos ejemplos:

Despacho: AXIOM
Idea Innovadora: Prestar servicios jurídicos de complejidad media y media-alta a precios muy ajustados y de forma altamente eficiente.
Clave: Eliminación de costes de estructura + diseño de procesos.

Despacho: LOD
Idea Innovadora: Proveer temporalmente de equipos jurídicos a empresas para proyectos concretos.
Clave: Inmediatez de respuesta y mejor talento disponible.

Despacho: RIVERVIEW LAW
Idea Innovadora: Estructurar los procesos de trabajo de las asesorías jurídicas internas antes de empezar a prestarles servicios jurídicos.
Clave: Diseño de procesos.

Despacho: ARRIAGA ASOCIADOS
Idea Innovadora: Prestar servicios jurídicos muy concretos a precios muy asequibles. Hiper-especialización.
Clave: Detectar nicho de mercado + diseño de procesos.

Despacho: AXESS LAW
Idea Innovadora: Acercar el abogado al ciudadano.
Clave: Abrir oficinas en centros comerciales.

Despacho: ROCKET LAWYER
Idea Innovadora: Reducir o eliminar la intervención del abogado en la obtención de determinados documentos jurídicos.
Clave: Generación de modelos con variantes en función de determinadas situaciones.

Todas y cada una de estas ideas innovadoras, han utilizado la tecnología, algunas más que otras o con mayor o menor intensidad, como soporte para hacer realidad aquello que los despachos habían identificado ya como una oportunidad en el mercado por ser distinto a cuánto se estaba haciendo en ese momento. En algunos casos el soporte tecnológico ha sido clave en el desarrollo de la idea innovadora como en el ejemplo de Rocket Lawyer y en otras menos, como Axess Law.

El mensaje que me gustaría transmitir con esto es que el proceso de la innovación en los despachos de abogados no debería empezar en la tecnología sino en descubrir, en idear, en revelar aquello que puede hacerse de una forma distinta, en detectar aquél servicio que aún no existe porque nadie se paró a pensar en ello y que aporta un valor al cliente. Algo que hasta ahora nadie haya hecho.

La innovación requiere eso: Parar y pensar. Imaginar y soñar. Y entonces, ejecutar ese sueño. Es en esta última parte donde se analizará cuál es la tecnología adecuada para dar forma a esa idea innovadora y puede ocurrir que no sea necesaria mucha tecnología a que la tecnología requerida para desarrollarla no sea de las que llamamos nuevas o avanzadas.

Es por este motivo que todo despacho de abogados, sin importar su tamaño ni condición, puede innovar si realmente lo desea. Solamente debe hacer tres cosas: tomarse un tiempo para pensar y generar ideas, ser realista y luego, llevar a cabo esas ideas.



Abogado: eres tu marca - Sesión ESADE Alumni

En un entorno tan competitivo y global como el actual, es imprescindible diferenciarse,…

Leer post anterior
image

Abogacía, innovación y el futuro de la profesión

Abogacía El sector jurídico es conocido por su arraigado conservadurismo y aversión al ca…

Leer post siguiente
image