Mindfulness, un antídoto en la era del estrés

Ferrán García de Palau 21 enero de 2019

Mindfulness, un antídoto en la era del estrés

Empresas punteras como Google, Coca Cola, Nike, Apple, Procter & Gamble, Deustche Bank, Starbucks, Virgin, Heineken o Johnson&Johnson, Mahou San Miguel, L’Oréal, Repsol o 3M tienen implantados programas basados en mindfulness para mejorar su bienestar y productividad con resultados exitosos.

Las mejores universidades del mundo como Harvard, Yale, Stanford, Oxford o Cambridge ofrecen una programación de mindfulness para mejorar el bienestar y el rendimiento de los estudiantes y dotarlos de recursos para su incorporación al mundo laboral.

¿A qué se debe este auge del mindfulness en las empresas?

Entorno VUCA y modo multitarea

En los últimos años las empresas se mueven en un entorno caracterizado por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad, viéndose obligadas a adaptarse a los contínuos cambios que afectan a su planificación estratégica, a sus procesos productivos, a sus líderes y empleados.

Por otro lado, vivimos en la época de la multitarea: contestar emails y hablar por teléfono al mismo tiempo que atendemos la propuesta de nuestro jefe o una indicación de un compañero. El trabajo se acumula encima de la mesa y crece la ansiedad por intentar solucionarlo todo a la vez; una estrategia que generalmente conduce a no finalizar las tareas o a ejecutarlas rápido y mal.

En este contexto, numerosos estudios científicos y encuestas han avalado la implantación de programas de mindfulness en las organizaciones para llevar mejor la presión, gestionar los cambios de un modo más eficaz y efectivo, desarrollar la creatividad y potenciar la inteligencia emocional, generar mayor cohesión entre los equipos de trabajo y consolidar líderes conscientes, capaces de poner el foco en lo verdaderamente importante, con claridad mental, visión global y más serenidad en los momentos difíciles.

Gimnasia mental

Mindfulness, traducido del inglés como atención o conciencia plena, es la cualidad que todos poseemos de estar presentes, conectando con la experiencia en todas sus dimensiones (pensamientos, emociones, sentimientos y sensaciones físicas), momento a momento, sin juzgar, relacionándonos con la realidad desde una posición de observadores, con apertura y objetividad, ya sea la situación agradable o desagradable, sin reaccionar de forma automática.

El mindfulness puede potenciarse mediante programas de entrenamiento y convertirse en una poderosa herramienta de desarrollo personal para afrontar los retos de la vida y de las empresas, atenuando el estrés de sus empleados a la vez que aumentando la productividad.
La práctica de mindfulness reduce los procesos  mentales automáticos basados en experiencias pasadas y en patrones cognitivos que entorpecen la innovación y la creatividad para la resolución de problemas o retos actuales, y aumenta la conciencia y la regulación de los sistemas fisiológicos de respuesta al estrés.

La implantación de programas de mindfulness en las empresas favorece el rendimiento y el bienestar de los empleados y directivos, dentro y fuera de la organización, generando un mejor clima laboral y promoviendo un liderazgo consciente.

El mindfulness se ha convertido en una de las actividades más utilizadas en Occidente y con resultados más eficaces a nivel personal y profesional. En España, la práctica de mindfulness o atención plena es aún minoritaria y sólo se ha puesto en marcha en empresas muy preocupadas por la salud de los trabajadores o en aquellas que son innovadoras en la búsqueda de técnicas que faciliten su bienestar.

Mejora la eficacia personal y aumenta la productividad

Según una encuesta presentada en 2016 por Adecco Training, sólo un 5% de los trabajadores españoles practica mindfulness, a pesar de sus múltiples beneficios. Entre los más destacados, está el incremento de la productividad, que se sitúa en torno al 20%. Se calcula que cada trabajador pierde, de media, alrededor de una hora y media al día en distracciones, lo que supone unas ocho horas a la semana, o lo que es lo mismo, cada trabajador, de media, desaprovecha el 20% de su jornada laboral.

De esta forma, quien practica mindfulness puede llegar a recuperar el 100% del tiempo que antes perdía a causa del déficit de atención y podría recuperar ese 20% de la jornada laboral que antes no aprovechaba. Aunque se trata de una práctica minoritaria, 8 de cada 10 empresas que conocen el concepto de mindfulness reconocen que tienen necesidades formativas en este sentido.

En la misma proporción, el 80% de las organizaciones consultadas se planteará formar a sus trabajadores en mindfulness en los próximos años. Además de repercutir en la productividad, el mindfulness también sirve para reducir la sensación de estrés en el trabajo, pues el 65% de los trabajadores afirma tener mayor sensación de calma y relax en el trabajo.

La efectividad de esta técnica a la hora de reducir los niveles de estrés es tal, que se ha detectado una reducción del 78% en los días de baja por ansiedad, estrés o depresión en las empresas que llevan a cabo esta práctica.

De otra parte, conviene resaltar que en los últimos años se ha detectado un elevado índice de desafección de los empleados junto con un déficit creciente de liderazgo en las organizaciones. Un informe de la consultora Accenture pone de manifiesto que el índice de satisfacción en el trabajo en España ha caído del 52% en 2013 al 44% en 2014; es decir, que, entre los empleados, la insatisfacción es ya mayoritaria. Las nuevas generaciones que ingresan en el mercado laboral, la evolución de los valores o el uso de las tecnologías de la información supone un gran desafío para los equipos directivos, que tienen que adaptar sus organizaciones a un nuevo paradigma empresarial emergente.

Abordar los problemas y las dificultades de la vida moderna es una causa directa de estrés a nivel personal, y ello se refleja en un crecimiento sostenido de las patologías mentales en el trabajo y de la cantidad de días que se pierden por enfermedades relacionadas con la ansiedad o la depresión. Otra constante en las compañías es el aumento del absentismo o del “presentismo”, donde las personas están allí, pero no crean valor, a causa de la desmotivación, el estrés o la depresión.

Es un hecho científicamente probado que las personas sometidas a estrés constantemente no pueden ser creativas, eficaces ni colaborativas puesto que, en tales circunstancias, el cerebro está saturado de cortisol (la hormona del estrés) y, en su lugar, necesitaría oxitocina, la hormona de la confianza y el vínculo.

Invertir en salud reduce el coste económico del estrés

Invertir en la salud y el bienestar en el lugar de trabajo es un objetivo de las empresas que aspiran a ser más competitivas y sostenibles en el siglo XXI. Los estudios realizados en diversos países de Europa, Estados Unidos, Australia y Canadá, demuestran que los programas de promoción de salud en el trabajo reducen los costes directos asociados a la asistencia sanitaria, pero también al absentismo por enfermedad, a la siniestralidad laboral y a la rotación de personal.

El informe de 2016 de la Agencia Europa para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) estimó en 136.000 millones de euros al año el coste económico del estrés de los trabajadores, en su mayoría debido a las bajas laborales. Eso supone entre el 2,6 y el 3,8% del PIB comunitario y convierte a las enfermedades psicológicas en el segundo problema de salud laboral más frecuente en Europa.

Todos los datos invitan a las empresas a tomarse muy en serio la promoción de las políticas de bienestar y la incorporación del mindfulness como uno de los recursos más efectivos para mejorar la salud integral de sus empleados.

Ferrán García de Palau
Colaborador del Área de Mindfulness y Crecimiento personal de +MoreThanLaw

@ferrangdp



Hace Falta Valor

#HaceFaltaValor, el ebook de @soymimarca cosecha 2018 "Hace falta valor se refiere…

Leer post anterior
image

Cómo ser el cambio que quieres ver en tu empresa o proyecto. ¡Creando valor!

Cuando hablamos de crear valor, tanto para nosotros como para los demás, hablamos de …

Leer post siguiente
image