La pericial médica en la sala: comunicación y nuevas tecnologías

Dr. Eduardo Viver Bernadó 07 mayo de 2014

La pericial médica en los Juzgados debería evolucionar hacia las nuevas tecnologías. El conocimiento científico especializado y veraz que se le presume al perito debería ir acompañado de la obligación de hacerse entender usando los recursos digitales que tenemos actualmente a nuestro alcance.

Hoy en día es poco frecuente ver en las salas de lo Social de Barcelona peritos jóvenes y con dedicación exclusiva en esta especialidad. En muchas ocasiones se mantiene un estatus quo generacional que poco o nada se ha adaptado a las nuevas tecnologías o a las nuevas corrientes de comunicación y puesta en escena.

Hasta no hace mucho, la excusa podía ser la no existencia de medios de soporte digital autónomos o la inexistencia de modelos anatómicos adecuados y fiables. Por suerte ya disponemos de modelos en 3D de gran calidad así como de tablets de gran formato (18-20 pulgadas) ligeras y manejables por cualquier persona.

Posiblemente seria responsabilidad de la Administración facilitar medios audiovisuales fijos en sala a compartir por todas las partes. Mientras esto no suceda y dispongamos de medios autónomos y portátiles, es nuestra obligación ponerlos a disposición de la sociedad en general.

Ha llegado el momento de utilizar estos recursos. El uso de estas nuevas tecnologías será una de las nuevas obligaciones del perito médico. Obligación por desfase, por competitividad o por necesidad del mercado pericial. Cada vez se nos exigirá modelos de pericial más modernos, más pedagógicos y más eficientes. Ello me lleva a afirmar que el perito eficaz deberá adaptarse a las nuevas tecnologías y las deberá usar en sala de forma habitual. El conocimiento científico, veraz y documentado, ya se nos presupone. Falta dar el salto en la exigencia de presentar estudios fotográficos de los temas en litigio, interpretaciones gráficas de balances articulares, simulaciones en 3D sobre partes anatómicas lesionadas o sobre procedimientos quirúrgicos aplicados, proyección de imágenes en movimiento (vídeos), etc. Todos estos métodos ya se aplican en el resto de especialidades de la medicina y por ello la Medicina Pericial Valoradora no debe quedarse atrás.

Estos nuevos formatos periciales desplazan los modelos anteriores basados exclusivamente en la lectura del informe pericial. Se nos recuerda a los peritos que a diario trabajamos en Sala por parte de la Judicatura, la necesidad de peritar ampliando y aclarando el informe y no simplemente leyéndolo. Si esto es así, nadie nos puede cuestionar una pericial que aclara conceptos con ilustraciones tamaño DinA3, o con fotografías en color de las partes lesionadas o con modelos anatómicos 3D o finalmente con soportes digitales tipo tablet para visualizar vídeos .

Proponemos en definitiva, un modelo más visual, más digital, más pedagógico, más moderno y que no por ello pierda rigor y veracidad científica .

Veamos un ejemplo de cómo peritar de forma entendible, para no médicos, contenidos de carácter técnico.

Es habitual ver en un informe de una resonancia nuclear magnética de hombro conceptos técnicos como éstos: _L_a artrosis acromioclavicular provoca en el manguito o cofia de los rotadores una rotura degenerativa del tendón supraespinoso de 4mm diámetro anteroposterior y de 5 mm latero medial a 2cm de la inserción troquiteriana

Frente a esta jerga técnica, nuestra pericial debería decir: El manguito (conjunto de tendones o cuerdas) de los rotadores se denomina también cofia de los rotadores por su similitud a una cofia o gorro que podría envolver el pelo de la cabeza. La cofia de los rotadores envuelve también la cabeza pero en este caso, del húmero. La rotura descrita antes en la resonancia quedaría reflejada como una ‘lenteja’ en ese gorro o cofia. ‘Lenteja’ o agujero que en nada afecta a la función del resto del gorro. Si traccionamos de ese gorro se moverá igualmente la cabeza del maniquí con toda normalidad.

CofiaSiguiendo con el mismo ejemplo diremos que la causa de esa rotura de la cofia es la artrosis acromioclavicular y que provoca un fenómeno de rascado o compromiso subacromial. En su lugar, deberíamos aplicar otro símil diciendo: …si nosotros somos el tendón supraespinoso y pasamos por debajo de una puerta muy bajita chocaremos con nuestra cabeza en el marco de la puerta provocándonos una herida o agujero (rotura del supraespinoso). La solución al problema es clara: limar el marco de la puerta y hacer más grande y alta esa puerta para que no choquemos o lo que es lo mismo en lenguaje técnico: realizar una acromioplastia, resección del tercio proximal de la clavícula y sección de los ligamentos coracoacromiales (descompresión subacromial).

Otro ejemplo lo podemos aplicar a los arcos de movilidad de la muñeca. En lenguaje médico podremos decir que la movilidad activa del carpo en supinación es de 70º y pronación 45º… o podremos adjuntar un gráfico y señalar que en verde se indica la movilidad de la muñeca palma hacia arriba (supinación) y palma hacia abajo (pronación) que puede hacer el paciente, y en rojo la que no puede realizar.

MuñecaLos modelos anatómicos 3D aún pueden ayudar más a situar al magistrado y a los letrados cerca de la lesión o del procedimiento terapéutico realizado y entenderán más y mejor esos conceptos médicos.

Si además todo lo explicado hasta ahora lo pudiéramos reproducir en un soporte digital tipo tablet de 20 pulgadas (50 cm de ancho de pantalla) podríamos aumentar y destacar a demanda las imágenes que nos interesen. No habría límite de informes, dibujos, esquemas, fotos y vídeos a presentar. En este caso la expresión de que una fotografía vale más que mil palabras y un video más que mil fotografías es plenamente aplicable.

La dificultad de aplicar las anteriores metodologías de trabajo puede radicar en:

1.- La aceptación por parte de los jueces de este tipo de pericial

2.- La mayor lentitud de exposición

3.- No disponer de mesa o atril donde soportar el material gráfico o 3D

4.- La imposibilidad de tener en las manos el informe pericial al mismo tiempo que, por ejemplo, el modelo anatómico (tenemos que soltar el informe en papel y quedar huérfanos de la información que contiene).

¿Cómo aconsejamos combatir estas dificultades?

1.- Hablar previamente con la judicatura y explicar nuestros nuevos métodos de pericial: avisar .

2.- Calcular previamente qué medio de exposición será más rápido y eficaz: ensayar.

3.- Buscar sistemas de soporte autónomos o mobiliario (mesas) cercano: prever.

4.- Aprender y memorizar parte de contenido del informe: estudiar.

Nos daremos cuenta de nuestro éxito o fracaso leyendo el contenido de las sentencias. Muchos jueces y magistrados dejan buena nota de ello en sus fundamentos expresándose, por ejemplo, de esta manera: … y la pericial de la Mutua viene ilustrada con fotografías que de modo irrefutable (y por ello se toma en superior consideración que la de la parte actora, por ese ilustrativo complemento fotográfico) muestran el codo en posiciones de casi total normalidad.

Una buena pericial médica no implica per se una estimación de nuestra demanda o una desestimación de la demanda del contrario. Existen muchos motivos jurídicos y no periciales que decantan la balanza en un sentido u otro. Lo que sí es seguro que comunicando correctamente y usando las nuevas tecnologías conseguiremos que nos entiendan mejor y que seamos más valorados por los que nos rodean en la sala. La claridad e ilustración de nuestras explicaciones prevalecerá ante la confusión y el encriptamiento de conceptos médicos consiguiendo una pericial más veraz y rigurosa.

En definitiva, sólo si somos buenos médicos podremos realizar una buena pericial médica y dar respuesta a todas las necesidades que el sector nos solicita.



II Running +MoreThanRun: 10kms Solidarios Playa

Esta vez nos toca entrenar en playa. Estáis preparados? #morethanrun Contamos de nuevo …

Leer post anterior
image

Vídeos II Running +MoreThanRun Solidario 16 de junio, Barcelona

Y para terminar con la II Edición +MoreThanRun del pasado 28 de mayo en la playa de …

Leer post siguiente
image